Tetris

 

- Historia

- El Creador

- Entrevista

- Piezas del Tetris

- Matemáticas

- Puntuación Tetris

- Variedades Tetris

- Pentaminó Tetris

- Anuncios Tetris

- Jugar Tetris Online

- Descargar Tetris

- Competición Tetris

 
   

TETRIS: ENTREVISTA CON ALEXEY PAJITNOV

Entrevista con Alexey Pajitnov, el creador del Tetris, conoce como logró llegar a tan éxito, en que se inspiró, cuales fueron sus repercusiones y todo lo que quieras saber en esta Entrevista con Alexey Pajitnov.
 

Alexey Pajitnov creó el original juego hace diecisiete años. Sin embargo, el tiempo no ha cambiado nuestra fascinación con los mosaicos en cascada. Es el entretenimiento más adictivo de la PC y ya vendió 50 millones de copias. Su creador no recibió regalías hasta 1996. Hoy hace rompecabezas para Microsoft. Nadie sabe por qué el Tetris tiene tanto éxito. Una teoría sostiene que el motivo está en la necesidad humana de vivir en orden y armonía.

Uno de los primeros juegos para PC resultó ser, además, uno de los más perdurables de todos los tiempos. El Tetris, presentado en 1984, lleva vendidas 50 millones de copias originales. Y, muy pronto, la compañía THQ editará nuevas versiones del juego para consolas de próxima generación y, desde luego, para PC.

¿Qué le da a este producto tanta longevidad? Jugar al Tetris es sencillo, pero dominarlo difícil; puede burlarse de los jugadores durante horas. Pese a la introducción de cambios en los gráficos, la esencia del juego sigue siendo la misma que la de la versión original creada por Alexey Pajitnov, destinada a una computadora rusa con pantalla blanco y negro, sirviéndose sólo de caracteres de texto.

Por entonces, Pajitnov trabajaba en el Centro de Computación de la Academia de Ciencias de Moscú cuando comenzó a hacer rompecabezas como una forma de probar nuevas computadoras. Su primer juego incluyó siete formas construidas a partir de bloques cuadrados, de ahí el origen del nombre Tetris, que deriva de la palabra griega tetra, cuyo significado es cuatro.

Las formas caían desde la parte superior de la pantalla, los jugadores las rotaban mientras caían para combinarlas con la grilla cambiante, ubicada en la parte inferior. Aunque el juego alcanzó ventas espectaculares, Pajitnov no comenzó a recibir dinero por los derechos de autor hasta 1996. Con anterioridad a esta fecha, el dinero iba a la academia, su ex empleador, y al Ministerio de Comercio Soviético. Para remediar esto, Pajitnov y Henk Rogers fundaron una compañía, ahora llamada Blue Planet Software, con el fin de desarrollar y patentar todos los productos relacionados con el Tetris. En la actualidad, Pajitnov (de 46 años) diseña rompecabezas para Microsoft.

—¿Qué hizo que Tetris adquiriese tanta popularidad?
—Nadie lo sabe. Ese es el gran secreto. Hay varias teorías. Una sostiene que el motivo está en la necesidad humana de vivir en orden y armonía. Uno tiene una situación aleatoria, caótica, y la misión es crear orden. La otra teoría dice que todos nuestros logros, los bloques que acomodamos, desaparecen tan pronto como se alinean. Entonces lo que tenemos frente a los ojos son todos nuestros errores terribles. Nos hace querer ordenarlos constantemente. Pero, insisto, en realidad, nadie lo sabe.

—¿Cómo era el juego original?
—Imagíneselo en una pantalla blanco y negro, sin color ni tampoco sonido. El campo está salpicado de asteriscos. Los cuadrados se crean utilizando corchetes. Imagínese trabajar con el Tetris en el modo de texto únicamente, donde se trabaja sólo con letras y números. Pero si se presta atención, de inmediato verá cómo es el juego.

—¿Cómo ha evolucionado el Tetris?
—Existen varias etapas en su vida. La primera fue mi propio diseño. Diseñé el juego para una computadora rusa muy vieja llamada Electronica 60. No había gráficos, por eso para poder dibujar un cuadrado, usaba dos corchetes.. Esa fue la primera versión. Luego, Spectrum HoloByte lo publicó en Estados Unidos por primera vez en 1988. Sin embargo, el gran paso fue con la versión del Game Boy en 1989. Durante muchos años, ésa fue la mejor versión posible del Tetris. Estaba muy bien equilibrada. Las reglas incluían todo lo que yo quería. Los cuadrados caían con suavidad, de modo tal que uno los pueda ver a medida que caen. Ese fue un pequeño detalle que permitió que el juego fuese más controlable. Se sorprenderá al saber cuán importantes son los pequeños detalles para los jugadores. El siguiente avance vino con The Next Tetris, publicado hace tres años para PC y PlayStation. Esta versión introducía el efecto en cascada, una reacción en cadena que se daba como una avalancha al completar una fila. Esto le dio una muy buena sensación al jugador. Es una de las mejores sensaciones en un juego que uno se pueda imaginar.

—¿Cuál es su participación ahora en el desarrollo del Tetris?
—Sigo participando en el diseño. Aunque, en realidad, hay muchos diseñadores y desarrolladores que hicieron gran parte de las mejoras en el Tetris. Mi papel es muy modesto. Todas las versiones nuevas del Tetris fueron diseñadas por Henk Rogers y otros diseñadores de Blue Planet Software.

—¿Cómo podría mejorarlo aún más?
—En la última versión, que se lanzará para el otoño boreal, tenemos seis tipos de juegos. Cada versión está dirigida a un público diferente. Por ejemplo, tenemos uno llamado Hotline. Este juego será bueno para los principiantes y para todo aquel jugador que no tenga paciencia y quiera la respuesta de inmediato. Después está el Squaretis. Y ahí se pueden hacer otras configuraciones. Esta versión es un poco más estratégica. A los que les gusta pensar les va a encantar, lo van a disfrutar. El hecho de tener semejante variedad es bueno. Mantiene la sensación de novedad.

—¿Los rompecabezas en tres dimensiones son necesariamente mejores que los de dos?
—Soy un diseñador profesional, por lo tanto, todos mis gerentes me piden trabajar en 3D. Sé que está muy de moda ahora. Se ve muy bien en pantalla. Pero nuestro cerebro aún no se ha adaptado. La gente tiene dificultades con el 3D. Sin ir más lejos, fíjese lo que ocurrió con Cubo de Rubik. Es tres por tres por tres, como un cubo de tatetí. Pero es sumamente difícil para una persona común. Por eso, si se quiere plantear un enigma en 3D, hay que ser muy cuidadoso. Los mejores logros son los que se hacen en dos dimensiones y media. Tome uno común en dos dimensiones y llévelo a una superficie interesante. Se ve bien, pero el nivel de complejidad sigue siendo razonable. Pasar a un juego en 3D no presenta un problema técnico. El problema principal es que la gente no va a poder jugar con ellos. Eso es fundamentalmente lo que ocurrió con el Tetris. En 1990 había dos juegos de acertijos, el Blockout, que era completamente en 3D, y el Welltris, en 2D. El Welltris fue uno de los diez juegos más vendidos en 1990. Pero no así el Blockout.

—¿Qué hace que un juego de este tipo sea bueno?
—Cada juego es un producto muy complicado. Para mí, es como una película. La idea es lo más importante, qué tipo de mecánica presenta el juego. En segundo lugar está el equilibrio. Debe tener reglas lo suficientemente sencillas como para ser comprendidas, pero tiene que presentar un desafío. Desde el punto de vista de un diseñador, esto es lo más complicado. Los gráficos y el sonido son cada vez más importantes. Durante los primeros años, no oíamos hablar de estas cosas para nada, y ahora es crucial. El resto son pequeños secretos profesionales.

—¿Tiene algún consejo para un diseñador de juegos que comienza?
—Sentarse y poner manos a la obra. El buen diseñador boceta su juego y ya puede señalar lo que está mal.

—¿De dónde saca su inspiración?
—Cada diseñador tiene su propia fuente de inspiración. En mi caso, comúnmente empiezo con un acertijo tradicional. Si viene a la oficina donde trabajo, verá que está repleta de juegos, armazones de alambre, rompecabezas, pirámides y muchos objetos más con formas interesantes. Trabajo con todos, me gusta resolverlos.

Fuente: Diario La Nación

 

 

 
 

Grupo Publispain